sábado, 31 de marzo de 2012

HABLANDO DE LA PUREZA DE LA LENGUA


Me dijo mi compañera, acérrima defensora de las Gramáticas:


«¿Sabes qué tan ignorante es la gente que ni sabe hablar correctamente, Bíctor? Hay muchos brutos. Al menos, nosotros que somos universitarios aprendemos la lengua de a pocos. Es por esto que nuestra labor debe de ser educar a los que no saben. Y, por supuesto, nuestro oficio amerita una buena retribución económica. Desde ya, tenemos que leer todos los libros de la Docta y Omnisciente Academia. Tú entiendes el trabajo a realizar, Bíctor, porque también sabes de gramas y ticas.»


A lo que respondí:


«Amiga, la única oración completa que los puristas llamarían correcta de todo lo que acabas de  decir es: ¡´Hay muchos brutos´!»



05-01-12
ella



yo

sábado, 24 de marzo de 2012

PRESENTACIÓN


Fue gracias a un artículo del extinto Washington Delgado que me gustó la Gramática. Tenía 16 años cuando leí ese textito. Antes había sido como todos, coherente: «¿para qué me puede servir  conocer los componentes de la oración compuesta?, etc.» ganó, como siempre,  mi curiosidad e interés a mi visión de futuro, así que dejé la Universidad de Tacna y me fui a Arequipa a dar rienda suelta a mi nueva «vocación». Todo gracias al señor Delgado,  poeta cuyas poesías nunca leí- algo aprendí en La Blanca, sobre todo a no darle tanta importancia a esa gramática que fue la que me hizo viajar, a esa gramática que usamos muchas veces para hacer creer a todos lo cultos o correctos que somos. En fin, yo no digo que sé Gramática, sino Lenguaje (no mucho, pero me defiendo).

Aquí, entonces, mis comentarios a temas de lenguaje.  Temas que, aunque no lo parezca, es de gran importancia para la sociedad de nuestro país.








Washington Delgado